Vivir una Navidad sencilla

Llega la Navidad, una época que me transporta a mi niñez, que me llena de buenas sensaciones y de creatividad.. Para mí es sin duda la época más mágica del año. Y en este post os quiero contar un poco de como lo vivimos en casa, disfrutando de estas fechas llenos de ilusión pero de forma sencilla.

En estos 8 puntos, os doy las claves que a mi me sirven para vivir una Navidad de forma sencilla, y muy feliz.

1. Con 1 o 2 regalos es suficiente

Antes que nada, yo creo que cualquier celebración, ya sean Navidades o cumpleaños, se puede celebrar sin regalos. El amor no se muestra a la hora de regalar, el amor es mucho más que eso. Además, creo que lo que verdaderamente nos hace felices es la presencia de nuestros seres queridos, es pasar un tiempo en familia o con amigos. Cantar juntos, reírnos, contarnos historias, compartir juegos.. eso es lo que perdura.

Aún así, entiendo que en estas fechas, a uno le apetece hacer regalos a sus seres queridos, buscar esa camita para muñecas que tu hija te ha pedido muchas veces para su osito, encontrar un neopreno de invierno para tu hijo que quiere bañarse en invierno en el mar.. Lo importante para mi es pensar en regalos que tengan significado, que nos hayan pedido muchas veces, algo que sabes que les va a encantar, algo que no quedará olvidado en un cajón. Y lo que pasa es que cuando se regalan muchas cosas, algunas pasan al olvido automáticamente. Es abrir y abrir cajas sin sentido. Seguro que hay cosas que has apuntado durante el año para no olvidar.. Mi conclusión es que con uno o dos regalos es suficiente, pero si no nos hiciéramos ninguno, no pasaría nada.

2. Hacer un regalo DIY

Además de comprar algunos regalos, os animo a hacer algo que me parece maravilloso: crear uno o más regalos, hacerlos un@ mism@. No importa lo que sea, puede ser desde pintar un cuadro para regalar a tu pareja, a tu madre, hacer un álbum de fotos que has creado con mucho cariño, hacer una corona de flores, una crema, un masaje… Yo, después de darle vueltas y pediros ayuda en Instagram, he decidido crear una camita de muñecas para mi hija y estoy feliz. No es perfecta ni tiene valor económico pero es ideal y le he puesto todo el amor del mundo. Pronto os la enseño.

También me gusta mucho regalar experiencias, un plan, un picnic con una comida especial, unas entradas para el teatro o el cine.. creo que estos regalos nunca fallan y siempre se les da uso. A mi nada me gusta más.

3. Dar más que recibir, ser solidario

En esta época y todo el año es importante donar, ser solidario, ayudar al vecino o invitarle a cenar si no tiene con quién. Desde pequeña recuerdo que siempre había gente distinta en la mesa de Navidad, gente que a lo mejor tenía la familia lejos, o no la tenía.. Y de verdad que ese es el espíritu verdadero, dar calor al que tiene frío. La felicidad está en dar y no en recibir. Seáis creyentes o no, tenemos que recordar el porqué de todo y celebrar el amor en cualquiera de sus formas.

Este año, mucha gente se ha quedado aislada sin poder ver a los suyos, mucha gente se ha quedado sin trabajo; este año toca esfuerzo extra si podemos hacerlo. Dar no es solamente dar de forma económica, dar es dar amor, es ayudar con gestos..

Ahh! Y no os olvidéis de regalar más sonrisas y decir Feliz Navidad haya donde vayáis! El espíritu navideño se contagia fácilmente.

4. Crea parte de tu decoración navideña

Como habréis visto en mi cuenta de Instagram y en el post anterior, he empezado a hacer parte de la decoración navideña.. Me he animado con un DIY de un calendario de adviento, con un árbol de Navidad con ramas, hojas y piñas.. Cada año algo algunas cosas y la verdad que es muy entretenido para pasar una tarde con los niños o tu sol@. Y además, es más sostenible que comprarlo todo todo. No hace falta ser manitas, sólo tener ganas y algo de tiempo. La satisfacción de hacer cosas es increíble.

5. Envolver los regalos de forma sostenible

Hablando de sostenibilidad, os animo también a ser creativos y sencillos con la forma de envolver vuestros regalos de Navidad.. Reutiliza papel, coge hojas de un parque, utiliza cartones de cajas que tenías por casa.. sé creativo y dale más vidas a los materiales que tengas por ahí.. Pinterest está lleno de inspiración para envolver regalos de mil formas y de las formas más sencillas. ¡Buscad ideas y crear vuestra propia versión!

6. Comidas y cenas especiales pero no excesivas

En estas fechas solemos ser muy excesivos con las comidas y cenas. ¡Nos pasamos el día comiendo y nos gusta celebrarlo todo con comida! Y a mi me encanta comer (y el turrón también) pero creo que se puede intentar mantener un cierto equilibrio pero sin prohibiciones..

Pasarse en ciertas fechas puntuales no tiene tanta importancia en mi opinión pero que no sea un despropósito.. Después nuestro cuerpo no se va a sentir bien y tampoco queremos eso. A mi me gusta elegir cosas un poco más especiales y que no como el resto del año, pero prefiero que prime la calidad a la cantidad.

7. Comprar lo que se pueda en comercio pequeño, local..

La pandemia se ha llevado a muchos autónomos, han cerrado muchas pequeñas tiendas, librerías y jugueterías de barrio, floristerías, bares.. Y estas pequeñas tiendas de nuestras ciudades, nuestros pueblos son absolutamente necesarias para que todo siga vivo, para que las calles sean más seguras y alegres.. Es hora de ayudar (siempre que se pueda) y comprar pequeño, comprar bien y poner nuestro granito de arena para que no mueran.

Este año en mi búsqueda de regalos intentaré buscar en tiendas pequeñas locales o tiendas pequeñas online. Hay veces que no se encuentra lo que se busca y no pasa nada por comprar en una gran empresa, pero hay que recordar que en estas crisis los pequeños sufren muchísimo más que los grandes.

8. Crear una tradición familiar Navideña

La Navidad es pasar tiempo en familia y crear momentos especiales para recordar siempre, año tras año… Podemos hacer galletas de Navidad, hacer una excursión a la nieve, a la montaña, a ver abetos.. ¡Mil cosas!

Nosotros tenemos una tradición que llevamos haciendo casi 10 años y es bañarnos en el mar el día Navidad.. Mi marido, mi cuñado y mi padre lo hacen en bañador, la verdad es que yo lo hago con neopreno pero no sabéis que especial es ese momento… El corazón a mil cuando nos metemos todos a la vez corriendo al agua.. Es brutal, es emocionante..

¿Os atrevéis a crear una tradición navideña muy vuestra?

¡FELIZ NAVIDAD!