Buscar el oro


Bien sabéis que me gusta vivir de forma sencilla y que cada vez aprendo más en relación a este tema. Pero si hay algo que está por encima de todo y en lo que también creo mucho (la vida está llena de aprendizaje), es en practicar y cultivar el AMOR en el sentido más amplio de la palabra.

Vivir rodeados de amor parece fácil a priori pero no lo es tanto; el amor y la alegría se buscan y se cultivan de forma consciente y profunda. Es fácil dar o sentir amor con quien te hace sentir bien, con la gente que quieres pero no lo es tanto cuando las cosas no nos gustan.

Los enemigos del AMOR

El AMOR tiene unos grandes enemigos (muy humanos) que juegan en contra de nuestra felicidad: el miedo, la inseguridad, el ego y el apego. Hay que intentar combatirlos y hacerlos pequeños porque sino se expanden con mucha facilidad. Y estos sentimientos no nos dejan practicar el amor de forma bondadosa y sincera.

El miedo es una emoción muy natural pero que nos frena y nos paraliza. No hacemos muchísimas cosas por temor a que salgan mal, a que nos pase algo, a que nos critiquen. Y eso al final nos frustra, nos detiene y no nos deja avanzar. Todos tenemos miedos pero aprender a hacerles frente es bueno para demostrarnos que podemos, para reforzar nuestra autoestima. También está el miedo a lo diferente, a una persona diferente.. muchas veces la pura ignorancia y los prejuicios nos llevan a tener miedo y tener sentimientos negativos hacia ciertas personas. Y entonces las atacamos o criticamos sin sentido alguno.

La inseguridades nos hacen vivir alerta, a la defensiva y comparándonos con los demás. Nos comparamos físicamente, comparamos nuestro éxito laboral, comparamos nuestra casa, comparamos a nuestros hij@s, lo comparamos todo!!! Y sin embargo lo único que merece la pena es ser feliz, ese es el éxito de verdad. Ser más o menos guap@ no importa, tener una casa más o menos grande da igual, de verdad, estamos aquí de paso, toda esta vida y nuestras posesiones morirán con nosotros.. Lo importante es sentirte feliz, tener una buena autoestima y quererte bien, porque seas como seas, eres absolutamente GENIAL!!!!

El ego es una de las cosas que más alimentamos últimamente y sin embargo, habría que reducirlo al mínimo. Cuantas veces decimos, “Yo no me merezco que me trate así”, “Yo no lo hago así”, “Yo no puedo permitir esto”.. Yo, yo y yo… Tenemos que aprender a “matar” ese ego, a no darle de comer, aunque cuesta. No somos el centro del universo, somos imperfectamente geniales sí pero dentro de una realidad mucho más grande que la nuestra. Y si sabemos de nuestro valor, no hace falta que nuestro ego se alimente con las opiniones de los demás.

El apego a que las cosas sean como creemos que tienen que ser. Esto también me parece muy importante porque nos agarramos a pensar que el mundo tiene que ser como nosotros creemos y no es así. Vivimos con un apego excesivo en nuestras creencias cuando en realidad, aunque suene mal, no importa tanto lo que nadie piense, son formas de ver la vida. Lo único importante y de verdad desafiante es ver lo bueno en cada persona que te cruzas por el camino.

Los aliados del AMOR

Por suerte, el AMOR tiene grandes ALIADOS: la compasión, la empatía, la comprensión y el humor. Y podemos tomar la decisión de regarlos día a día, de dejar que se expandan en nosotr@s y sean nuestra filosofía de vida. ¡Vamos a darles caña y a contagiar a todo el mundo!

Escuchar, comprender, ponerse en el lugar de los demás es un ejercicio que hay que hacer conscientemente, no sale solo. Hay que ponerse estos deberes cada vez que surge algún conflicto con alguien. Ofendernos solo nos hace más daño y casi el 99% de las cosas son cosas que, con perspectiva, son poco importantes. Vamos a reírnos de casi todo.

Busquemos el oro

Me encanta esta frase que leí en el Instagram @stillmakinganame “Todo el mundo puede encontrar porquería en los demás. Sé tú quien que encuentre el oro.”

Y para encontrar el oro, hay que buscarlo y centrarse en lo bueno. Todas las personas tenemos fallos, todas venimos de realidades diferentes y por circunstancias y aprendizajes somos lo que somos y actuamos como actuamos. Vamos a comprendernos y a aceptarnos, aunque no pensemos lo mismo o aunque pensemos que no lo ha hecho como a mi me hubiera gustado. Busquemos el oro, que por suerte, es muy abundante.

¿Qué pasa cuando nos critican, nos faltan, no empatizan con nosotr@s? Pues es una pena pero no pasa nada, combatiremos con amor. Esa persona no es capaz de entendernos, de ver nuestro oro y sienten la necesidad de expresarlo de forma negativa. Somos humanos y nos duele o nos enfada pero en ese momento hay un peligro.. nuestro ego se agranda y nuestro sentimiento de dolor también. Y tenemos que darle la vuelta. Esa persona que a lo mejor o seguramente ni nos conoce no sabe buscar el oro pero nosotr@s si sabemos, estamos aprendiendo. Enseñémosles! Contestemos bien o no contestemos, pero tengamos compasión e intentemos aceptarlo. Así, los malos sentimientos se diluyen.

Os aseguro que la mejor forma de combatir es dando amor al que en ese momento te ha causado daño. No hay nada más contagioso que el amor, nada de nada. Las guerras se acaban, el mundo termina siendo un lugar más bonito y lo bueno es que podemos empezar con la gente que nos rodea.

Recordad, busquemos el oro, siempre lo hay..

Espero que os haya gustado! Gracias por leer!