DIY ALAS DE OTOÑO

Ha llegado el Otoño y con ello miles de cosas bonitas que os contaba en un post de Instagram.

“- Veremos una nueva y bonita paleta de colores rojizos, ocres y marrones en los árboles.
– Los ríos y cascadas estarán rebosantes de agua y la mar más brava y ruidosa.
– Nos podremos tumbar en la hierba y observar la migración de las golondrinas hacia lugares más cálidos a la vez que la caída de las hojas.
– Los bosques se llenarán de setas y bonitas flores silvestres propias de esta época.
– Prepararemos ricos purés de calabaza.”

Pero se me ha olvidado decir que llega también el momento perfecto para hacer DIY y que mejor que estrenarse con uno que representa esta estación tan bonita. Pues aquí va mi primer DIY de este otoño, unas alas creadas a partir de hojas caídas de los árboles. No es perfecta porque es la primera vez que lo hago y no he seguido ningún tutorial sino que ha sido ensayo – error. Yo las hice para mis hijos así que son tamaño infantil. Espero que os guste!

Paso 1: Recoger hojas de diferentes colores y formas. Pueden ser de cualquier tipo de árbol pero es más fácil si la hoja es grande.

Paso 2: Preparar el material. Se puede hacer de mil formas diferentes pero yo he utilizado esto.

  • tijeras
  • cuerda y hilo de alambre
  • cola o grapas
  • agujereador
  • cartulina, cartón (yo he usado una que tenía en casa que es bastante rígida, puede servir el cartón de alguna caja)

Paso 3: Cortar la cartulina/ el cartón en forma de alas (más o menos como estas que os enseño debajo). Mi idea fue hacerlas como las de una mariposa (2 más grandes y 2 pequeñas debajo). Primero, hice una a ojo con el tamaño que me daba la cartulina (30 cm la parte larga) y luego la otra la recortas igual. Lo mismo con las alitas pequeñas inferiores (18 cm la parte larga). Pero las medidas pueden ser diferentes a las mías.

Paso 4: Grapar o pegar las cartulinas para juntarlas. Yo las grapé y también hice unos agujeros para unirlas con el hilo de alambre. Después, una a una, se empieza a pegar o a grapar las hojas en la cartulina. Yo empecé con la parte superior y puse las verdes primero pero es en base a gustos. Lo que también tuve en cuenta es ponerlas en el sentido que me parecía que quedaría mejor, las de arriba en una posición y las de abajo, hacia abajo. Y como se ve, use un tipo de hoja de arce para las de arriba y hojas de roble para las de abajo. Aunque por aquí también tenemos muchas hayas y encinas..

Paso 5: Darle la vuelta y ponerle dos cuerditas para poder ponerse las alas. Yo las grapé, como las hojas. Y lo hice probando la medida con mis hijos..

Tened en cuenta que, a medida que pasan los días, las hojas más verdes y amarillas se van quedando rígidas y se van enrollando un poco y perdiendo la forma pero igualmente queda bonito.

Et voilá!!!! Terminado! Ya tenemos un hada del otoño 🙂