Encontrar un sentido a mi cuenta de Instagram

A lo largo de estos 5 años que llevo en Instagram, he publicado fotos bonitas con el objetivo de crear un álbum de fotos como recuerdo para toda la vida. Pero ya hace un tiempo que he encontrado una motivación mayor que la fotografía. Y es mostrar un estilo de vida en el que creo muchísimo. Quiero que la gente vea que para tener una vida bonita, glamurosa, no hace falta ni comprar tanto, ni viajar lejos..

En mi cuenta la mayor parte de las fotos son cerca de casa, en la naturaleza que nos rodea.. Mi objetivo no es mostrar ningún hotel de lujo ni ningún plan que cueste mucho dinero (ojo, aunque tampoco me parece mal), mi objetivo es enseñar TODO lo que tenemos a nuestro alcance, tengamos más o menos en nuestra cuenta corriente. Nuestra maravillosa TIERRA está a nuestros pies y no nos damos ni cuenta, no le sacamos el jugo que deberíamos. Perdemos el norte con tanta tentación consumista.

Soy consciente de que no todo el mundo puede optar a gastarse el mismo dinero para un producto o para hacer un plan. Y eso es lo que yo quiero aportar, una cuenta que os proponga cosas que podamos hacer tod@s. También una cuenta que hable de comprar bien, de reflexionar sobre cómo compramos, de pensar en todo el daño que puede producir un consumismo excesivo.

Instagram y este mundo en general ya tiene publicidad de sobra. Y es normal, nuestro mundo, me guste o no, funciona así y el marketing es brutal. Vivimos en este genial pero loco mundo donde tod@s tenemos que trabajar y vender algo para poder seguir viviendo. Y esto provoca exceso de publicidad, exceso de “aprovecha esta oferta”, exceso de rebajas.. y sin embargo, pocos incentivos para ser sencillo y hacer cosas que no requieren pasar la tarjeta.

El marketing crea necesidades pero hay que tener claro que son falsas necesidades. Si no veo ese catálogo, no tengo esa necesidad. Sin embargo, si de verdad necesito algo, lo detecto de otra forma. Yo por ejemplo, acabo de darme cuenta que no tengo zapatillas de deporte para mi hija ya que las que usaba el año pasado le quedan pequeñas. Entonces, iré y le compraré ese par de zapatillas que necesita.

Seguro que mi filosofía de vida tiene mil contradicciones porque soy humana y obviamente a veces caigo en la tentación del marketing. Pero de verdad, con mi cuenta de Instagram quiero aportar mi granito de arena para que todo el mundo vea que lo mejor de este mundo lo tenemos gratis. Los mejores planes valen 0 euros y yo os los quiero enseñar a través de mis fotografías. Espero que os inspire para que viváis una vida llena de harmonía, belleza y glamour, pero del bueno.

Muchas gracias por leerme!