MENORCA

Viajar en tiempos de pandemia… No tenía yo claro si era una buena idea lo que me pedía el cuerpo.. Pero después de tanto tiempo encerrados, en Julio quería hacer algo especial por mi cumple. Y para mi volver a Menorca es muy especial.

En mi infancia, veraneaba allí, en Arenal D’en Castell, al Norte de la Isla, un pueblito con una playa en forma de concha y aguas cristalinas… Eran veranos geniales, iban también mis primos, mi familia y tengo unos recuerdos fantásticos. Incluso un año, sus aguas me salvaron de una operación de oido que tenía ya programada para Septiembre.

Por muchas razones Menorca me transmite algo diferente. Años más tarde, llevé a mi marido a conocer la isla y enseñarle donde pasaba yo los veranos. Y este año quería volver. Tenía destinos y vuelos para este año que se habían cancelado y decidí cambiarlo todo por volver a Menorca.

Este post pretende enseñaros lugares de Menorca que para mí tienen magia y que he descubierto en este último viaje. No es la típica guía con las playas o calas más bonitas, aunque también pondré algunas..

Espero que os guste.

Equipaje

Como sabéis soy muy de la filosofía del menos es más y de la importancia de vivir ligero, de no caer en excesos para sentirse más libre y feliz. Y para viajar aplico exactamente lo mismo.

A Menorca me llevé una mochila (que me sirviera allí también para llevar las cosas) con 3 bañadores, un peto corto muy cómodo, una camisa, una camiseta, una falda de lino, una toalla que usaba como falda/ pareo, un neceser pequeño con un par de cremas hidratantes, un peine y el cepillo de dientes y las chancletas y muda que llevaba puestos para el viaje. Ah! Y mi locket de The Dreaming Bee. Además, llevamos otra mochilita pequeña con la cámara de fotos, cargadores, la documentación, dinero y demás.

Mi marido llevó algo parecido o incluso menos, aunque también llevó las aletas. Viajar sin niñ@s facilita un poco las cosas pero intentamos viajar así cuando estamos los 4 también.

Lugares con magia

5 días dan para mucho, aunque no lo parezca. Nos despertábamos muy pronto, con la luz del amanecer y nos íbamos a bañar en el puerto de Binibeca Vell o en una zona de rocas muy cercana a nuestro alojamiento. Nadar al amanecer, sin gente, no tiene precio. De verdad que os lo recomiendo. Después desayunábamos y ya emprendíamos el camino hacia nuestro destino de esa mañana. Y nos pasábamos los días así, descubriendo lugares hasta el atardecer..

BINIBECA

RACÓ FONDO

FARO DE FAVARITX Y ALREDEDORES

CALA PREGONDA

CALAS DEL SUR DE AGUAS TURQUESAS (en estas calas no tengo muchas fotos de calidad porque las sacaba con el móvil desde el agua, como podía…)

MITJANETA
TURQUETA

FARO DE ARTRUTX Y CAVALLERÍA

CALAS DE BINIDALÍ, BINIFASULLER Y BINIBECA

Alojamiento

Nuestro aparthotel era el Pierre & Vacances Binibeca. Solamente cogimos desayuno porque no solemos pasar mucho tiempo en el hotel y solemos comer fuera, ya sea en alguna playa o en algún restaurante. Apenas tengo fotos del hotel pero podéis ver más fotos y habitaciones en su web. El lugar donde se encuentra para mi es ideal, vistas al mar, pegado a Binibeca para dar una vuelta al atardecer. No tiene una cala al lado (hay que andar un poco) pero te puedes bañar en el puerto o en una zona de rocas justo al lado.

MUCHAS GRACIAS POR LEER ESTE POST DE MENORCA!!